Quiropodia

Es el tratamiento de corte de uñas y  eliminación de callos y durezas (hiperqueratosis) mediante bisturí .

Una vez retirada la hiperqueratosis,  la piel queda completamente sana, pero el factor causante, que a menudo es el mal apoyo del  pie, sigue estando presente, por lo que el problema vuelve a aparecer pasado un tiempo. Por esta razón, el tratamiento debe encaminarse no sólo a eliminar manualmente estas durezas, sino a buscar el mecanismo etiológico que las origina y compensarlo mediante el uso de calzado correcto o mediante la adaptación de soportes plantares (plantillas) a medida,  si el caso lo requiere.

 

Exploración de la marcha

La mayoría de los  problemas en los pies viene dado por una alteración estructuro-funcional de éste y su consecuente mal apoyo plantar. Esta es la causa de la mayoría de los callos, dolores y deformidades progresivas en el pie. Para poner remedio a este problema, es necesario realizar un estudio personalizado de:

-Movilidad del miembro inferior: Ver la capacidad de movilidad que tienen las articulaciones de no sólo el  pie, sino también el tobillo, rodilla y cadera.

-Estudio externo de  la estática y dinámica de la marcha.

Mediante un sistema de baropodometría informatizado se realiza:

-Estudio del apoyo plantar en estática

-Estudio del apoyo plantar en dinámica, donde el paciente camina sobre una plataforma que valora los apoyos del pie durante la marcha, en las fases de choque talón, apoyo medio y despegue digital.

 

Una vez analizada la marcha y valoradas las presiones plantares, se procede al diagnóstico y tratamiento del problema. Este tratamiento debe comenzar por ser lo más sencillo posible y dependiendo del caso, se podrán utilizar  recomendaciones de calzado, adaptación personalizada de plantillas u órtesis de de silicona, terapias físicas, fármacos, o incluso para casos graves, recomendaciones quirúrgicas.

 

         

Ortopodología

Para que los tratamientos ortopodológicos funcionen de la mejor forma posible, es necesario que estén adaptados de forma totalmente personalizada y olvidarse de los productos que se compran ya fabricados de forma estándar.

-Ortesis: Es un apoyo o dispositivo externo (aparato) aplicado al cuerpo para modificar los aspectos funcionales o estructurales del sistema neuromusculoesquelético.

-Prótesis: Es una extensión artificial que reemplaza  una parte del cuerpo que falta por diversas razones.

Para la adaptación a medida de este tipo de tratamientos, se usa principalmente la silicona, material destacable por su comodidad, estética, simplicidad e hipoalergenicidad.

-Soportes plantares (plantillas): Tipo específico de ortesis o férula para la planta del pie.

En esta clínica se usa para la adaptación de plantillas la técnica de adaptación en directo (TAD):

La TAD es una técnica que permite la adaptación directa sobre el pie de los materiales que configuran la plantilla. Este procedimiento nos permite realizar las plantillas con mayor precisión que los métodos habituales, al tomar como molde el propio pie para la confección de las mismas, sin necesidad de ningún paso intermedio. Por tanto, nos permite conseguir una adaptación anatómica perfecta al pie,  realizando las correcciones necesarias para garantizar el efecto biomecánico deseado sin renunciar a un confort y a un ajuste perfecto entre el pie, soporte plantar y calzado.

Otra ventaja es que podemos trabajar con los materiales más idóneos y confortables para la corrección, control y amortiguación del pie.

Se trata de plantillas de poco grosor que permiten diferentes grados de consistencia en función de la combinación de materiales que se realiza. Al no tener mucho grosor permiten una buena adaptación al calzado.

 La técnica combina el uso de calor, para hacer moldeable la plantilla, con la aplicación de vacío, para que se moldee directamente sobre el pie. Pasados unos minutos y tras enfriarse,  la plantilla guarda la forma que mediante las manipulaciones precisas sobre el pie le hemos dado.

El resultado final es el de unas plantillas personalizadas y adaptadas individualmente, con poco grosor y peso, y altamente resolutivas.

Para cualquier patología y corrección, la utilización de plantillas estándar no puede garantizar el correcto tratamiento. Por esto, los podólogos recomendamos la realización de plantillas individualizadas, según el pie, patología y tipo de deporte. Toda adaptación de plantillas debe ir precedido de un minucioso estudio de la marcha.

Valoración neurovascular

Mediante un estudio minucioso de la sensibilidad y reflejos de los pies, podemos detectar el comienzo y evolución de numerosas enfermedades. Utilizando una sonda Doppler  realizamos una valoración de los principales vasos (arterias y venas) en el pie. Esta valoración es fundamental en pacientes diabéticos.

Cirugía de la uña

Cuando los tratamientos conservadores (reeducación ungueal) han fracasado, es necesario poner un remedio definitivo a ciertas alteraciones de las uñas.

Es el remedio más usado en la uña encarnada. Se hace anestesiando  localmente el dedo y es totalmente indoloro. La recuperación es muy rápida y no requiere baja laboral.

Pie diabético

Debido a las complicaciones neurológicas y vasculares que con frecuencia desarrollan los enfermos diabéticos, es necesario adoptar ciertas medidas básicas para el cuidado de los pies.

Lo primero es hacer una valoración neurovascular, estructural y funcional de los pies. En función de esto, realizar un plan de tratamiento individualizado, teniendo en cuenta a otros profesionales sanitarios, tal como el endocrino, medicina de familia, enfermería, vascular…….

El objetivo de todo esto es evitar las repercusiones de la diabetes en los pies (el temido pie diabético) y no tener que llegar a la amputación.

 

Recomendaciones para pacientes diabéticos:

- Estiramientos y movilizaciones de las articulaciones de los pies,  coger objetos con los dedos.

- Observación diaria de los dedos y planta de los pies (con espejo), asegurarse de que  el agua para lavarse no quema, no andar descalzo, calcetines gruesos de algodón .

- Uso de crema hidratante a demanda, evitar  calor directo.

- Debajo de cada callo hay una deformidad que debe tratarse por  el podólogo mediante plantillas  y ortesis de silicona hechas a medida para cada caso.

- Calzado: del tamaño del pie, suela de goma gorda , ajustable ,cerrado por detrás , tacón no superior a los cuatro centímetros , sin costuras internas ,cambiar de calzado diariamente .

- Andar una hora al día, parando cuando se canse o sienta dolor por mínimo que sea.

- Evitar prendas  ajustadas.

- Lavar con agua y jabón diariamente, secar muy bien entre los dedos.

- Otros: Prohibido uso de callicidas , no tocarse con objetos punzantes , corte de las uñas un poco todas las semanas guardando la forma del dedo y sin cortar las esquinas , no baños con sal,  evitar tratamientos estándar.

Podología deportiva

No se puede discutir que el deporte es fuente de salud y bienestar, pero se suele olvidar que también nos puede producir numerosos tipos de lesiones, sobretodo cuando se entra en el ámbito de la competición. Ya que el deporte además de ser un acto puramente físico es también mental, lo más importante es conocer nuestras posibilidades y límites, poniendo a nuestro servicio todos los medios posibles para superarnos, sin que esto conlleve el padecimiento de lesiones.

Algunas de las patologías más frecuentes en los pies del deportista son: Fascitis plantar, sesamoiditis, metatarsalgias, periostitis tibial, tedinitis, ampollas, uñas negras (hematomas)….

Puesto que los pies son los cimientos de nuestro aparato locomotor, no debemos olvidar las repercusiones que tienen  en el resto del sistema musculoesquelético. Muchos de los dolores en piernas, rodillas, caderas y lumbares son como consecuencia de un mal apoyo de nuestros pies.

Ante tal cantidad de lesiones, tanto para su prevención como su tratamiento, se hace imprescindible el estudio de la pisada y la posterior adaptación personalizada de plantillas a medida.

La presencia de la Podología en el ámbito deportivo viene dada por:  

  • Evaluar la morfología y funcionalidad del pie del deportista.
  • Examinar desde el punto de vista biomecánico el pie, como parte integrante de la cadena cinemática.
  • Prevenir la aparición de lesiones, derivadas de las alteraciones estructurales del pie.
  • Planificar los cuidados podológicos en los niveles precompetitivo, competitivo y postcompetitivo.
  • Tratar, desde el punto de vista ortésico, las deficiencias o alteraciones propias del pie.
  • Evaluar el calzado deportivo así como la optimización del mismo.

Tratar las lesiones y patologías propias del pie.

Podología preventiva

Todos conocemos la popular frase de “es mejor prevenir que curar”. Pues bien, esto, aunque parezca mentira y muy pocos llevan a cabo, es una pieza fundamental también en la salud de nuestros pies.

La inmensa mayoría de problemas en los pies los podemos evitar teniendo en cuenta una serie de recomendaciones expuestas en tal apartado.

Podopediatría

Es en los niños donde hay que detectar muy precozmente los problemas en el pie, porque es en esta etapa donde los huesos y demás estructuras del pie está en desarrollo y maduración. Mediante un tratamiento precoz en estas edades, es posible corregir (parcial o totalmente) ciertas desviaciones y deformidades en los pies.

Podogeriatría

Nuestros mayores, por el hecho de haber vivido más años, acumulan no solamente mucha experiencia, sino  también algunas enfermedades (artrosis, cardiopatías, vasculopatías, reumáticas, metabólicas….). Todo esto tiene sus repercusiones en los pies, aparte de que la vista va perdiendo propiedades y les cuesta más trabajo llegarse a los pies (cada vez están más lejos).

Todas las especialidades médicas recomiendan andar a las personas mayores, ya que el andar es la mejor medicina y con menos efectos secundarios. Pero para poder andar hay que tener los pies en las mejores condiciones posibles. Debemos procurar que los mayores tengan la mayor autonomía  posible y que sus pies no limiten las actividades de la vida diaria.